Declaración institucional del Grupo Caixa Ontinyent

respecto a la Prevención del Blanqueo de Capitales y la Financiación al Terrorismo

El Grupo Caixa Ontinyent une sus esfuerzos al resto del sistema financiero europeo y a las entidades e instituciones financieras españolas, en la prevención y lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. El Consejo de Administración declara como política global de esta Caja aplicar normas éticas y profesionales estrictas que impidan que sus servicios sean utilizados con esta intención ilícita.

A tal fin se han configurado las funciones de los órganos de gobierno, del Director General; se ha constituido un Comité de Prevención del Blanqueo de Capitales y de la Financiación del Terrorismo con funciones específicas; se ha nombrado un Representante ante el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (SEPBLAC); se ha constituido la Unidad de Control Interno y Cumplimiento Normativo; y se han atribuido funciones específicas a los empleados y a algunas unidades centrales.

También se han establecido unos procedimientos de actuación recogidos en el “Manual de Prevención del Blanqueo de Capitales y de la Financiación del Terrorismo”.

El Grupo Caixa Ontinyent no aceptará relaciones de negocio, ni efectuará operaciones, con clientes que no hayan sido previamente identificados en los términos establecidos en la normativa española.

Ha establecido una política de aceptación de nuevos clientes, y la plantilla cuenta con procedimientos específicos de conservación de los documentos por un tiempo mínimo de diez años.

También ha establecido unos protocolos de actuación para colaborar con los clientes en la declaración de determinados medios de pago, así como un catálogo para la detección y comunicación interna de los hechos y operaciones que deban ser sometidos a un examen especial por presentar indicios o certeza de estar relacionados con actividades de blanqueo de capitales o de financiación del terrorismo.

El Grupo Caixa Ontinyent comunicará al SEPBLAC, a través de su Representante, las operativas sospechosas, las que deban ser incluidas en la declaración mensual de operaciones y las informaciones que se le soliciten en ejercicio de sus funciones en estas materias.

Los empleados del Grupo Caixa Ontinyent se abstendrán de realizar cualquier operación que presente indicios de estar relacionada con actividades delictivas en los términos establecidos en la normativa sobre prevención, y mantendrán la confidencialidad respecto de la información que conozcan en esta materia.

La formación de la plantilla es entendida como una parte inseparable del sistema de prevención, para que los empleados puedan aplicar los procedimientos establecidos.

Los órganos y procedimientos se ajustarán a la normativa española sobre prevención del blanqueo de capitales y financiación del terrorismo, a los estándares internacionales, y responderán a los principios de rapidez, seguridad, eficacia y coordinación, tanto en la transmisión interna como en el análisis y comunicación.