Preguntas Frecuentes...

La Autenticación Reforzada de Clientes, también conocida como “Strong Customer Authentication” o “SCA” por sus siglas en inglés, está encaminada a reforzar tu tranquilidad y supone la aplicación de nuevas medidas de seguridad que harán que los pagos con tarjeta sean aún más seguros, ya que será la forma en la que vamos a identificarte cuando ordenes pagos en comercios presenciales o por internet.

Así, cuando realices determinados pagos, te pediremos 2 de los siguientes 3 tipos de factores de autenticación:

Conocimiento: algo que sabes, como el PIN de tu tarjeta.

Posesión: algo que posees, como una contraseña de un solo uso enviada a tu smartphone o una tarjeta de pago.

Inherencia: algo que "eres", por ejemplo, elementos biométricos como el reconocimiento facial o la huella dactilar.

Estas nuevas medidas han sido diseñadas para darte aún más confianza y protección al pagar.

Cuando pagues con tu tarjeta en tiendas o comercios físicos, lo único que vas a notar es que es posible que te pidamos que introduzcas tu PIN con más frecuencia, incluso aunque se trate de importe pequeños.

Cuando compres online, ya no te pediremos que introduzcas únicamente el número de la tarjeta y la fecha de caducidad, sino que te pediremos 2 de los 3 posibles tipos de factores de autenticación mencionados anteriormente.

Unos pequeños cambios que harán tus compras más seguras.

Que no cunda el pánico, ¡claro que eran seguros! Pero debido a que cada vez son más los pagos que se hacen a través de nuevos dispositivos y a que han surgido nuevos tipos de servicios de pago, la Unión Europea ha visto necesario introducir nuevas medidas de seguridad en los pagos para reforzar la confianza de los consumidores en un mercado que cada vez se apoya más en las nuevas tecnologías.

Estas nuevas medidas de seguridad se han introducido a través de la nueva Directiva de Servicios de Pago, también conocida como PSD2, una norma que tenemos que cumplir todos los proveedores de servicios de pago (como los bancos) que estemos dentro del Espacio Económico Europeo.

No, habrá muchos pagos en los que no te pediremos SCA. La normativa quiere generar seguridad pero también comodidad.

Por un lado, hay varios tipos de pagos que, por su propia naturaleza, la PSD2 las excluye del requisito de solicitar autenticación reforzada. Se trata, por ejemplo, de las ventas por correo o por teléfono, o los pagos periódicos por determinadas suscripciones a productos o servicios (por ejemplo, plataformas de contenido multimedia donde ves tus series favoritas).

Además, dependiendo de si el pago supone poco riesgo, la PSD2 nos permite eximir del requisito de autenticación reforzada a transacciones que, normalmente, sí estarían sujetas a SCA

Tampoco se requiere autenticación reforzada en los pagos en comercios situados fuera del Espacio Económico Europeo, por lo que, es posible que, en un mismo comercio, la forma de pago sea distinta dependiendo de si estás visitando su página web en Europa o fuera de Europa.

No, cuando realices cualquier pago con tarjeta siempre estarás protegido, ya que si no te solicitamos el PIN en compras presenciales, o los 2 factores de autenticación, es porque hemos visto por otros medios que no hace falta hacerlo.

Empezarás a notar que te pedimos con más frecuencia el PIN en las compras presenciales a partir del 14 de septiembre de 2019. Para pagos por internet te pediremos los 2 factores de autenticación nuevos más adelante. En todo caso, nos pondremos en contacto contigo para informarte de los tipos de factores de autenticación que podremos pedirte.

Es importante que tengamos un canal de comunicación contigo para poder pedirte y que nos puedas mandar los factores de autenticación de forma segura. Por eso, es necesario que te asegures de que tenemos tus datos actualizados, en particular, tu número de móvil y tu dirección de correo electrónico.
Además, si te descargas nuestra App, todo el proceso será más sencillo, cómodo y rápido.